¿Quieres aprender cómo agrandar un zapato? Aquí te enseñamos.

agrandar un zapato

¿Quién no ha querido agrandar un zapato alguna vez? Todas tenemos alguno en la parte de atrás de nuestro clóset, que nos encanta pero nos hace doler los pies. También puede que te queden exactos pero te gustaría que fuesen más holgados, como para usarlos con medias gruesas para el invierno. No te preocupes, ¡todo tiene solución! Con estos tips, podrás estirar o ensanchar tus zapatos hasta una talla más.

Úsalos: Lo primero que debes hacer es usarlos en tu casa todos los días, esto ayudará a que se vayan estirando poco a poco y que se adapten a la forma de tus pies. Puedes ponerte curitas en las zonas donde haya alguna incomodidad mientras lo haces para evitar lastimarte. Inténtalo por una semana y si te pones medias gruesas, verás resultados en menos tiempo.

agrandar un zapato

Rellénalos: Sí no tienes tiempo de usarlos alrededor de tu casa, puedes rellenarlos. Te recomendamos que cojas una bolsa de plástico, la introduzcas en tus zapatos  y la rellenes con papel periódico, de esta manera tus zapatos no se mancharán con el papel. Recuerda introducir el relleno suficiente para que hacer que éste presione los bordes de tus zapatos y los agrande. Luego de 2 a 3 días remueve el papel y pruébatelos.

agrandar un zapato

Caliéntalos: Si tu calzado es de cuero, póntelo con medias gruesas y calienta la parte que necesitas estirar con una secadora de pelo. Deja que los zapatos se enfríes en tus pies y verás la diferencia. Ojo: utiliza este tip con cuidado ya que el calor podría debilitar el pegamento del calzado.

agrandar un zapato

Mételos al congelador: Introduce una bolsa de plástico en cada zapato y llénala con agua. Luego, mete los zapatos al freezer y una vez que el agua esté congelada, sácalos del frío y déjalos descongelar por unos 15 minutos. Al congelarse, el agua se expandirá y eso ensanchará el zapato. Saca las bolsas de hielo, pruébatelos y mide si necesitas repetir el proceso.

agrandar un zapato

Llévalos a un profesional: Si son zapatos nuevos o muy costosos es mejor que un profesional se encargue de ellos con hormas y maquinaria que aplicará presión para amoldarlos y estirarlos con el cuidado que se requiere.

agrandar un zapato

Recuerda que es básico tener paciencia, ¡no intentes amoldarlos en un solo día! Si quieres aprender más sobre tus zapatos y cómo cuidarlos, también puedes leer este artículo: https://blog.ecco.pe/2016/05/24/cuida-tus-zapatos-de-cuero/

Comentarios

comentarios